Aromas y sabores ocultos en una taza de café

07 de Noviembre del 2017

Patrimonio Cafetería ofrece la oportunidad de experimentar una cata de café gratuita a solo metros de la plaza principal


“Un buen café es en definitiva el café que a cada uno Le gusta”, asegura Marcelo Rivas, barista de Patrimonio Cafetería, quien estuvo a cargo de introducirnos en el mundo del café, a través de la cata de degustación formal o cata Brasilera, que como explica Rivas, lo que busca es culturizar a la gente sobre cómo identificar un café “especialidad”.

Su primera recomendación para calibrar el paladar es repetir la experiencia varias veces y dejar paulatinamente la sal y el azúcar.

El proceso de la cata dura 30 minutos cronometrados y en los cuales se van realizando diferentes pasos en el minuto 4, 8, 12 16 y 24. En cada uno se evalúa dulzor, cuerpo, sabor, resabio, duración y balance de la variedad que se cata. Todo esto se anota en un formulario que entregan al principio para puntuar.

La preparación

Antes de comenzar el barista nos presenta los granos que se degustarán, que en este caso se trataba de dos especialidades de altura y una de tierras bajas, todas de productores locales. Al moler el café la fragancia invadió el espacio y en cada muestra pudimos identificar las diferentes fragancias de los granos: toques dulzones en una, más terrosos en otra, “notas” de chocolate por ahí.

El aroma

El cronómetro empieza a correr y el primer paso es verter el agua en cada uno de las muestras, 2 por variedad. En este momento se puede percibir el aroma del café en todo su esplendor, acercando la nariz al vaso, sin moverlo. Luego pasamos al Brake, que consiste en romper la costra que se ha formado en la superficie del vaso para percibir todos los gases volátiles del café. Seguidamente limpiamos las partículas de la taza que cubren la superficie para luego catar el café.

Comenzamos a catar

Esta parte también tiene su técnica: con la cucharilla sorbemos ruidosamente el café. Vamos avanzando por cada uno de los vasos, enjuagando y secando la cucharilla cada vez que la usamos. El procedimiento se repite 4 veces más para identificar las características de cada variedad. En cada prueba notamos que los sabores o sensaciones que identificamos al inicio se van intensificando a medida que el agua baja de temperatura. El barista explica que lo mismo sucede con los niveles de cafeína.


El veredicto

Llegamos al minuto 26 y es cuando procedemos a marcar en una planilla las sensaciones que nos provocó cada una de las muestras que probamos.

La experiencia es realmente novedosa para quien, como yo,  nunca presenció una cata de café. Llegué a percibir sabores que nunca antes había notado al tomar esta bebida: dejos cítricos en una de las variedades, otro más tostado y achocolatado, otro más balanceado con un poco de acidez y amargor en el punto justo.  Como recomendó Marcelo volveré para repetir este tour por los sabores del café y así ir calibrando mi paladar. 

Las catas de café gratuitas se realizan todos los martes y jueves de 20:00 a 21:00  y domingos de 11:00 a 12:00 en Patrimonio Cafetería, en la calle Sucre n° 50.

Recibe regularmente nuestras noticias, novedades y más.